Autobiografía de Un Pinche Güey

$350.00

Todos los que se han enterado que estaba escribiendo una autobiografía me han dicho: “¡Wow! ‘Que bonita terapia!”. La verdad es que para mi este libro no ha sido ni una terapia ni una autobiografía. Mi separación del personaje de quién cuento las aventuras es tan grande que es como si hubiera narrado la historia de otro. Es por esto que no es terapia, porque aquel hombre paraterapear no existe más; y no es una autobiografía, porque el personaje que describo no soy mas yo. Aquel personaje murió, o empezó a morir, el 18 de enero del 1993, día en que terminará este relato. Esta es una historia de redención y, como todas las redenciones, sucede cuando lo viejo muere y lo nuevo nace.

SKU: OL05 Categoría:

Descripción

Todos los que se han enterado que estaba escribiendo una autobiografía me han dicho: “¡Wow! ‘Que bonita terapia!”. La verdad es que para mi este libro no ha sido ni una terapia ni una autobiografía. Mi separación del personaje de quién cuento las aventuras es tan grande que es como si hubiera narrado la historia de otro. Es por esto que no es terapia, porque aquel hombre paraterapear no existe más; y no es una autobiografía, porque el personaje que describo no soy mas yo. Aquel personaje murió, o empezó a morir, el 18 de enero del 1993, día en que terminará este relato. Esta es una historia de redención y, como todas las redenciones, sucede cuando lo viejo muere y lo nuevo nace.

A quien me pregunta que diferencia hay entre el personaje que cuento y quien lo cuenta, contesto: ninguno. Él que es descrito en estas paginas es el mismo hombre que estas paginas las ha escrito, con una sola pequeña, pero relevantísima, diferencia: él descrito está de cabeza respeto a él que lo describe. Aunque no haya alguna diferencia, por ejemplo, entre una silla patas pa’ abajo y una patas pa’ arriba, no se puede negar que la silla patas pa’ arriba no es mas una silla.

 

La historia del niño, del muchacho y del hombre que fui es perfecta como lo es todo lo que ha muerto, porque sólo un loco podría pensar de interferir en los misteriosos diseños que usa la existencia para llevarnos aquí donde estamos en este momento. La lógica no es parte de la existencia; el misterio es el único elemento que hace aceptable la realidad y que es capaz de transformar en “necesario” lo que la lógica condena como “equivocado”.

Esta es una la historia de “errores” necesarios.

Opiniones

No hay opiniones todavía.

Sé el primero en calificar “Autobiografía de Un Pinche Güey”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *